Regadera

La regadera de huerto y de mantenimiento de todas las plantas de tu balcón y terraza. ¡Una forma de regar tradicional y efectiva!

¿Qué es una regadera?

La regadera es un útil elaborado exclusivamente con la intención de regar.

En su diseño y fabricación se tuvieron en cuenta varios factores:

  • Debe ser portátil: una regadera debe poder trasladarse de un punto a otro para poder ayudarnos en las tareas del riego.
  • Es necesario que se encuentre hueca: las regaderas son recipientes que pueden llenarse con agua para regar.
  • Necesita un orificio de entrada y otro de salida: porque tenemos que poder dar salida al agua de riego, y dar entrada a una nueva cantidad de agua para regar.
  • También necesita un asa: para facilitar su transporte y el riego.

Ventajas de regar con las regaderas de huerto y jardín

Regadera Lechuza, modelo Yula. Una regadera decorativa para tu huerto urbano y para todas las plantas de casa.

Es bastante frecuente que todos utilicemos de vez en cuando las botellas de agua de plástico, pero regar con una regadera es bastante práctico y cómodo; además tiene sus ventajas respecto a manguera y botellas.

  • Puedes controlar la cantidad de agua y la forma en la que cae sobre el sustrato del huerto.
  • Existen diferentes tamaños de regaderas para que siempre tengas una a mano de tus plantas preferidas.
  • Las regaderas son el único útil de riego manual que te permite un riego seguro para los tallos y las hojas de plantas sensibles a la humedad.

Consejos para comprar una regadera

El mejor consejo que Huertos Urbanos te puede dar a la hora de comprar una regadera es que no se incumpla ninguno de estos puntos tan importantes del diseño de las regaderas, ¿por qué?

  • Porque si una herramienta de jardín no cumple la función para lo que fue creada, pierde sentido y deja de ser un útil en nuestras labores.
    • ¿Compraste alguna vez una regadera grande porque era más barata? Cuando la rellenaste de agua y tuviste que usarla para regar, fue cuando te diste cuenta de la diferencia de peso… y la tarea de regar dejó de ser algo cómodo, sencillo y apetecible.

¿En qué debemos fijarnos para comprar una buena regadera?

Regadera de metal, estilo vintage, Gardman. Una regadera para tu huerto urbano y macetas grandes.

Las mejores regaderas para un huerto urbano o para cuidar de las plantas en tu balcón tienen que cumplir con dos criterios principales:

  • Comodidad de uso para tí: es muy importante que sepas valorar tres situaciones diferentes.
    • La posición de la mano al agarrar el asa de las diferentes regaderas, ya que puede hacerte daño en las manos o en la muñeca.
    • El peso que puedes soportar para un trabajo repetitivo.
    • Si la forma de llegar a las plantas con el cuello y la boca de riego de estas regaderas es la que más te conviene.
  • Facilitar el riego de tus cultivos: la boca de riego de las regaderas son diferentes y se adaptan a diferentes tipos de plantas o de cultivos.
    • En un huerto urbano grande, la mejor opción es una regadera con la boca en forma de alcachofa con agujeros, porque permite el riego en forma de lluvia de todo el sustrato de la huerta.
    • Para los huertos urbanos de balcón o para los cultivos en macetas, la mejor regadera tendrá una boca de alcachofa pequeña, porque nos permite hacer un riego a modo de lluvia, pero concentrado a un espacio más reducido.
      • Esta opción también es buena cuando nuestros cultivos están muy desarrollados, porque podemos golpear las plantas o regar en exceso el tallo de la planta con una regadera grande.
    • En las paredes vegetales o cultivos colgantes en altura podemos usar regaderas de cuello largo para llevar el agua de riego a las zonas más altas. 

¿Cuáles son las regaderas más baratas?

Regadera de plástico de 5 Litros, Kadax. Ideal para huerto urbano y cultivos en macetas grandes.

Entre los tipos de regaderas que podemos encontrar a la venta en cualquier centro especializado o en una plataforma de venta por internet, las regaderas más económicas o de mejor precio suelen ser las regaderas plásticas.

  • Las regaderas plásticas tienen dos grandes ventajas: el precio y el peso.
    • Son las más ligeras, comparando siempre tamaño por tamaño.
    • Son las más baratas por un coste de fabricación reducido: se fabrican en gran cantidad por la necesidad de renovarlas cada cierto tiempo como consecuencia de la degradación del plástico.
  • Existen muchos tamaños, formas y colores, para que siempre tengas una regadera a mano de tus plantas preferidas.
  • Las regaderas son el único útil de riego manual que te permite regar las plantas y la huerta de forma segura para los tallos y las hojas de los cultivos sensibles a la humedad.

¿Podemos reciclar las regaderas de plástico?

Cuando desechamos una regadera de plástico, tenemos que usar el contenedor de reciclaje de nuestras ciudades, ya que el plástico es un material que podemos y debemos reciclar.

Pero Huertos Urbanos te propone que las recicles como una regadera decorativa en tu jardín. Puedes decorarla a tu gusto, pero ya que las regaderas son recipientes huecos, podemos cortarlas y utilizarlas como macetas para algunas de nuestras plantas.

Por eso, cuando compres una regadera, puedes pensar en un determinado color o en una determinada forma que te guste para después convertirla en una maceta con plantas y flores.

Tipos de regaderas

Regadera metálica de 1Litro con cuello largo, CKB LTD, para las macetas pequeñas de tu huerto urbano.

Las regaderas son uno de los útiles de jardín para el riego que se adaptaron al tipo de uso que podemos darle, o al tipo de planta o cultivo que vamos a regar.

Así, es bastante frecuente encontrar modelos propios de sectores tan profesionalizados a nivel mundial como el cultivo del bonsái; o modelos que se adaptan a la distribución de los cultivos y de las plantas, por ejemplo: las regaderas de cuello largo para las plantas en altura que pueden encontrarse en un jardín vertical en nuestro balcón.

En general, podrás encontrar:

  • Regaderas con cuellos de diferentes dimensiones para adaptarse a la longitud o distancia entre cultivos.
  • Las que tienen boquillas y agujeros más o menos grandes te van a ayudar a controlar el caudal de agua del riego en función de los espacios de tu huerto o macetas.
  • Regaderas de distinta capacidad en litros de agua (ojo con el peso cuando están llenas)
  • Diferencias en la alcachofa de riego: para imitar la lluvia durante el riego con caídas de agua más o menos suave.
  • Regaderas sin alcachofa de riego y cuellos más o menos estrechos: dejan el caudal de agua libre.